INFORMACIÓN DE LA NOTICIA

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

La venta de aviones no tripulados de EE. UU. a Ucrania se ve obstaculizada

El plan de la administración Biden de vender cuatro grandes aviones no tripulados armables a Ucrania se ha puesto en pausa por temor a que su sofisticado equipo de vigilancia caiga en manos del enemigo, según han informado personas del Departamento de Estado.

La objeción técnica a la venta se planteó durante una revisión más profunda por parte de la Administración de Seguridad Tecnológica de Defensa del Pentágono, encargada de mantener la tecnología de alto valor a salvo de manos del enemigo. Anteriormente, el plan, que lleva circulando desde marzo, había sido aprobado por la Casa Blanca, dijeron los funcionarios.

El plan de vender a Ucrania cuatro aviones no tripulados MQ-1C Gray Eagle que pueden ser armados con misiles Hellfire para su uso en el campo de batalla contra Rusia fue informado por primera vez por Reuters a principios de junio.

La objeción a la exportación de los aviones no tripulados surgió debido a la preocupación de que el equipo de radar y vigilancia de los aviones no tripulados podría crear un riesgo de seguridad para los Estados Unidos si cayera en manos de Rusia.

Las fuentes dijeron que esta consideración se había pasado por alto en la revisión inicial, pero surgió en las reuniones en el Pentágono a finales de la semana pasada.

“Las revisiones de seguridad tecnológica son una práctica estándar para la transferencia de artículos de defensa de Estados Unidos a todos los socios internacionales. Todos los casos se revisan individualmente por sus propios méritos. A través del proceso establecido, las preocupaciones de seguridad nacional se elevan a la autoridad de aprobación apropiada”, dijo la portavoz del Pentágono Sue Gough.

La decisión de continuar o no con el acuerdo se está revisando ahora en un nivel más alto de la cadena de mando del Pentágono, pero el momento de cualquier decisión es incierto, dijo una de las personas del Departamento.

Una solución para avanzar en la venta sería cambiar el paquete de radares y sensores existente por algo menos sofisticado, pero eso podría llevar meses.

Si se permite que la venta de los aviones no tripulados progrese, el Congreso tendría la oportunidad de bloquearla, aunque esto se considera poco probable.

Los cuatro aviones no tripulados Gray Eagle, fabricados por General Atomics, iban a ser destinados originalmente al Ejército de Estados Unidos.

Según los documentos presupuestarios del Ejército, los Gray Eagle cuestan 10 millones de dólares cada uno.

Rincón Militar
www.rinconmilitar.com